Francisco Javier Cebollero es un parado zaragozano de 28 años, cansado de ofertas engañosas y de no encontrar trabajo por los medios tradicionales (lo que llamamos curriculum), lleva tres días expuesto en un escaparate de la capital aragonesa con la intención de que, por fin, alguien le ofrezca un empleo.

Lo más curioso de la situación es que el escaparate en el que se encuentra este joven, se encuentra a escasos metros de una oficina de empleo.

Para completar esta singular campaña de publicidad personal, Francisco Javier ha creado una página web vídeos de apoyo y un vídeo currículum.

Se trata de un joven que está licenciado en Economía y tiene tres años de experiencia en hostelería y nueve meses en asesoría de empresas, además de formación en inglés, italiano o Excel avanzado. Es decir, como muchos de los jóvenes de este país, es un trabajador potencial con una alta cualificación.


Reconoce que le falta experiencia, como a casi todos los jóvenes españoles, pero asegura que lo ha intentado tanto por páginas de búsqueda de empleo como por autocandidaturas a empresas o a través de amigos.

Ahora, gracias a esta campaña, se han acercado a su escaparate dos agencias de publicidad para mostrarle su interés y pedirle su tarjeta y le están llegando correos.

¿Y qué pasaría si esta opción tampoco le trae alguna oferta de trabajo? Pues que Francisco Javier cogerá sus maletas y se marchará a Inglaterra. Él se irá ala búsqueda de una nueva vida que le reporte un trabajo seria y estabilidad. Inglaterra ganará un buen profesional y España perderá a otra persona cualificada.

joven_desempleado--644x362